Matcha: qué es y sus beneficios

El té matcha

El té matcha tiene su origen en Japón con un proceso de recolección muy delicado y unos beneficios para el cuerpo cargados de antioxidantes, vitaminas, minerales y aminoácidos.

El té matcha es un polvo verde, sin más, pero es maravilloso.  Viene desde lejos, desde Japón, y su recolección es muy delicada, de ahí, su valor. Además de estar de moda, aunque nació en China, su país vecino Japón lo introdujo en sus costumbres gracias a los monjes budistas.

 ¿Qué es el té matcha?

El té matcha es un polvo verde, exactamente en Japón, ‘matcha’ significa té en polvo. Este té es delicado de conseguir, ya que a diferencia del té convencional, antes de recoger las hojas de los arbustos de té hay que cubrirlos con una tela transparente para que desarrollen una mejor textura y sabor. Además, sus hojas se recolectan a mano, se dejan secar, se les aplica un proceso de vapor para que no se oxiden ni pierdan propiedades y, al cabo de unos meses, se trituran, así obtenemos el té matcha.

¿Cuáles son sus propiedades?

El beneficio que más destaca de este té es su propiedad como antioxidante. Además, es rico en  vitaminas, minerales y aminoácidos. Entre los antioxidantes destacan los polifenoles como las catequinas y el EGCG que aportan protección para nuestro estrés oxidativo y ayudan a depurar el organismo. También, entre los minerales destaca el zinc, el magnesio, el cromo y el selenio que ayudan a las defensas de nuestro organismo.

El té matcha tiene L-teanina y cafeína, gracias a estos componentes, ayudan a aumentar la concentración y la memoria, pero también consiguen reducir el estrés y aumentar la calma.

¿Cómo utilizar el té matcha?

La aplicación de cada ingrediente en la alimentación depende de muchas variantes. Sin embargo, si quieres absorber todas las propiedades de este alimento lo mejor es tomarlo de  forma natural.

El ritual japonés que ha llegado a nuestras vidas consiste en una serie de pasos meticulosos y estrictos. Primero calentamos agua a unos 80º, sin que hierva. Después, añadimos una cucharadita de té matcha y la disolvemos con una brocha específica: Una rama de bambú cortada en 100 hebras. Por último, con un movimiento de muñeca de derecha a izquierda removemos hasta que aparezca la espuma del té matcha.

Importante: Si calientes mucho el té matcha perderá propiedades y sabor.

¿Dónde utilizar el té matcha?

Según nuestra investigación y experiencia, creemos que este té podemos utilizarlo en  cualquier receta, ya sea una bebida, un dulce o un salado… Depende únicamente de nuestra capacidad de creatividad. Nosotros te preponemos tres aplicaciones imprescindibles para disfrutar de este alimento:

Bebidas calientes

Un té disuelto en agua. Siempre agua y té, no al revés. Calientas el agua a 80º, antes de que hierva, añades el matcha y remover hasta que se asome la espuma. También, puedes sustituir el agua por leche de avena o cualquier leche vegetal.

Batidos

En un buen batido puedes aplicar una cucharadita de té matcha. Por ejemplo, un batido de fruta con plátano, espinacas, leche de arroz o también en un batido verde con apio, manzana, jengibre y kale.

Dulces

Si te gustan los dulces: ¡Experimenta! El té matcha, al final, es un polvo que puedes aplicar en cualquier receta y que puedes mejorar su sabor y sus beneficios. Así que reinvéntate y  aplica una porción adecuada de matcha en tu receta de cookies, pasteles, tartas, bizcochos…

Quizás te interese…