Las defensas naturales: 3 imprescindibles para afrontar el invierno

Refuerza tus defensas inmunitarias

Cuando hace frío, nuestro cuerpo se debilita y tiene dificultades para defenderse. Sin embargo, existen productos naturales que, a pesar de sus nombres complicados, son muy fáciles de usar y muy beneficiosos antes y durante el invierno. Analizamos el extracto de la semilla de pomelo, la equinácea y el própolis

Estos tres productos aumentan las defensas naturales de nuestro organismo y son una protección eficaz contra los primeros signos del resfriado.

El extracto de la semilla de pomelo: El producto más popular para fortalecer nuestras defensas inmunitarias

Proviene de las semillas y de la piel del pomelo y se caracteriza por tener un gran contenido en bioflanoides (moléculas con propiedades antioxidantes). Este extracto lucha contra muchas infecciones, incluidas las enfermedades de invierno como la gripe o los resfriados.

Uso: 15 gotas diluidas en un vaso de agua 2 o 3 veces al día durante 3 semanas.

 

La equinácea: La planta antifrío por excelencia

La equinácea es una flor medicinal de América del Norte. Antiviral, antiinflamatoria y antiinfecciosa, contribuye a estimular las defensas de nuestro sistema inmune.

Uso: Depende de la forma elegida: En forma de extracto (gotas), en zumos o en pastillas. Suele utilizarse por un período de tiempo corto, como tres semanas.

 

El própoleo: El mejor protector para tu garganta y nariz en los climas fríos

El própolis es la resina hecha por las abejas, que utilizan para sellar y defender la colmena. Sus propiedades antivirales, antibacterianas y antisépticas protegen la colmena de todo tipo de agresiones, sobre todo, ante depredadores. Las abejas también lo usan como desinfectante y sus propiedades son aplicables a nuestro cuerpo. El própolis se recomienda para fortalecer el sistema inmunológico y combatir los resfriados durante el invierno.

Uso: Generalmente los mejores resultados se obtienen con el extracto de alcohol, pero también se encuentran sin alcohol. El própolis se utiliza en todo tipo de productos como los jarabes, las pastillas, las cápsulas, los bálsamos…

 

¿Quieres saber cuál es la mejor forma para activar nuestras defensas? Pide una cita gratuita y consulta con tu naturópata la mejor opción para ti.

Quizás te interese…

5 alternativas sanas y naturales para sustituir el azúcar blanco
El polen: qué es y sus beneficios