La mejor manera de cuidar nuestra piel este verano

Siempre hay remedios naturales para cuidar nuestro cuerpo

La piel tiene memoria. Cuidarla e hidratarla durante el verano es muy importante, porque es la que más sufre

El verano es una de las estaciones del año dónde nuestro cuerpo sufre debido a las altas temperaturas. Hay que cuidarlo cada día, pero en verano tenemos que prestarle mayor atención, porque el calor, el sol, las descompensaciones en nuestras comidas… Son muchos los factores que influyen en el cuerpo y que pueden alterar su desarrollo.

Una de las partes de nuestro cuerpo que más adversidades soporta es la piel. Además, influyen directamente en ella, ya que es la primera capa que protege nuestro cuerpo. El sol, por ejemplo, incide cada día en nuestro cuerpo con mayor o menor intensidad, pero incide. La razón fundamental por la que debemos de cuidar nuestra piel en verano es porque ella  es nuestra protectora. ¡Se lo debemos! Le debemos protegerla de las radiaciones solares.

¿Cómo podemos proteger nuestra piel?

Hay múltiples opciones: cremas, vitaminas, frutas, verduras… ¡Toda protección es bienvenida!

La primera protección que debemos tomar es hidratar nuestra piel con todo tipo de cremas y, además, específicas para las diferentes zonas. Proteger nuestra cara con una crema solar facial +50 y proteger nuestro cuerpo con otra crema solar +30. Aunque estemos morenos es importante seguir protegiendo la piel, para evitar que salgan manchas solares. Por último, no te olvides de hidratar la piel con una crema después de la exposición al sol.

En nuestra alimentación diaria durante el verano podemos añadir alimentos que ayuden a la protección de nuestra piel. Durante esta época del año, nuestro cuerpo pierde agua, líquidos y sales minerales. Por ello, tenemos que ayudar para añadir más nutrientes porque los eliminamos más rápido. Los alimentos imprescindibles este verano en tu dieta son: las zanahorias, los tomates, las cebollas, los aguacates y los frutos rojos como pueden ser las moras, los arándanos, las fresas y las frambuesas. Además, estos alimentos los puedes tomar en zumos para desayunar y te aportarán más energía.

Nuestro consejo es que te hidrates y te protejas. La piel tiene memoria, así que hay que cuidarla. Además, si necesitas o quieres probar algún complemento nuestros naturópatas están a tu disposición.