Ingredientes naturales para tratar la piel

Productos ecológicos

Nuestra piel necesita cuidados diarios para eliminar las toxinas. El aloe vera, el limón o la patata son ingredientes con los que puedes regenerarla y cuidarla.

La belleza es un conjunto de cuerpo, mente y alma. En rasgos generales, el alma y la mente se construyen a través de las cosas que vivimos y aprendemos y, por otro lado, el cuerpo a través de lo que comemos. Además, el cuerpo también lo cuidamos aplicándonos cremas, tratamientos o remedios naturales.

Nuestra piel es muy sensible. Una de sus funciones es proteger todos los órganos internos de nuestro cuerpo. Sabiendo esto, para que pueda realizar su función hay que cuidarla y mantener una rutina: limpiar, exfoliar e hidratar.  Nosotros hemos reunido tratamientos que puedes aplicar a tu piel, ¿te animas?

Aloe Vera

Esta planta es un ingrediente exquisito para nuestra piel. Si tu piel es seca el aloe vera la humedece y, además, elimina las células muertas. Remedio: Coge buen trozo de la planta, pélalo y quédate con su interior, su gel. Aplícalo en tu cara con masajes circulares.

Patata

La patata crece debajo de la tierra y la aplicación de este producto en nuestra vida diaria es muy diversa. Si tu piel es grasa un tratamiento con patata puede ser el ideal. Remedio: Pela una patata, hiérvela hasta que esté blanda, machácala bien y añade: leche, migas de pan y unas gotitas limón. Después aplícatelo en la cara, déjalo actuar durante 20 minutos y retirar con agua fría.

Huevo y cúrcuma

El huevo y la cúrcuma por si solos tienen multitud de propiedades y podemos aplicarlos en nuestras comidas o en nuestros tratamientos de belleza. Si tienes la piel delicada o incluso con eczemas puedes utilizar este tratamiento para desinflamar y nutrir el rostro. Remedio: En un bol vate un huevo y añade la cúrcuma en polvo hasta conseguir una mezcla espesa, aplícalo en el rosto, durante 30 minutos y, después, limpiar con agua fría.

Limón

El limón es un cítrico con propiedades espectaculares. Entre ellas, es un exfoliante tanto para el cuerpo como para la cara, pero que no debemos de usar más de tres veces por semana. Si no tienes la piel delicada este exfoliante elimina toda la piel muerta que se acumula en el rostro. Remedio: En una licuadora añade dos cucharadas de copos de avena y tritúralos. Después, añade media cucharada de aceite de oliva y el jugo de un limón poco a poco hasta conseguir una pasta. Aplícalo en tu piel con movimientos circulares y hasta que se ponga rosada. Limpiar con agua fría. 

Las recetas

Papilla de copos de avena, bayas de goji y avellanas

Quizás te interese…

Belleza y salud de la piel: el guante de crin, un accesorio indispensable