¡Haz el détox que tu cuerpo necesita después de las fiestas!

Détox

Durante las vacaciones siempre hacemos excesos y nuestro cuerpo necesita limpiarse por dentro y tener una alimentación más equilibrada y ligera ¡Te contamos cómo hacerlo!

El inicio de un buen détox

Para realizar el détox en tu cuerpo hay que actuar en dos puntos: la fuente de alimentación y la eliminación al mismo tiempo. El hígado es el órgano encargado de gestionar los excesos que cometemos durante las fiestas.

Debido a todos los alimentos excesivamente ricos que ingerimos, el hígado lucha por realizar sus funciones naturales como, por ejemplo, la neutralización de toxinas. Los excesos provocan una deceleración en sus funciones y surgen problemas como la fatiga, los dolores de cabeza, los desequilibrios en el tránsito…

Asimismo para permitir que el hígado funcione correctamente con los demás órganos, hay que mantener una dieta equilibrada con un drenaje durante un período. Este es el primer paso para ayudar a nuestro cuerpo a desintoxicarse.

Dieta détox, ¿cómo?

En invierno, con el frío, no queremos limitar nuestras comidas, pero debemos evitar comer alimentos difíciles de digerir como: los cereales, las legumbres, las carnes, las salchichas, los productos lácteos pasteurizados, el azúcar y, por supuesto, todos los platos procesados.

Por lo tanto, tenemos que aprovechar para nutrirnos de frutas y verduras frescas, crudas y cocidas, huevos, pescado, quesos crudos y un poco de hidratos, pero en pequeñas cantidades, como la quinoa, las patatas, el boniato, la calabaza o las castañas.

Siempre tenemos que comer: batidos y sopas caseras, preferibles siempre sin hidratos (el calabacín aporta el espesor de estos), infusiones de hierbas, manzanas cocidas, compotas sin azúcar, frutas de temporada…

Estos alimentos favorecen el  trabajo del aparato digestivo, esto implica un descanso para el hígado, que le permitirá regenerarse y recuperar todas sus funciones.

El drenaje

Al mismo tiempo que con nuestra higiene alimentaria, podemos ayudar al hígado a hacer su trabajo. El hígado es un órgano bastante fácil de ayudar: con el calor y las plantas medicinales, sus funciones mejoran.

Coge una botella de agua caliente y colócala bien (debajo de las costillas a la derecha), triplica su filtración, descongestiona y revive.

Los suplementos alimenticios orgánicos a base de rábano negro, alcachofa, desmodium han demostrado que ayudan a la limpieza.

Si estos productos los acompañamos con un buen drenaje tendremos mejores resultados.

¿Durante cuánto tiempo?

Una semana con el drenaje y un mes con respecto a la alimentación.

Para los suplementos, sobre todo con hierbas, se recomienda hacerlo durante 20 días ininterrumpidos, puedes extenderlo durante un mes siguiendo las indicaciones.

Quizás te interese…

Matcha: qué es y sus beneficios
¿Por qué hay que desintoxicar nuestro cuerpo en los cambios de estación?