El magnesio: ¿por qué es indispensable?

Esencial para el buen funcionamiento del organismo, el magnesio es el mineral más presente en el cuerpo humano después del potasio.

Es el mineral del que más carencias tenemos: el 75% de la población tiene bajos los niveles de magnesio!

El magnesio se sitúa en los huesos, los dientes, los tejidos y los músculos, y participa en más de 300 reacciones metabólicas. Las causas que provocan el déficit identificadas hasta el momento son el empobrecimiento del suelo, la alimentación industrial, el consumo de alcohol, los excesos sobre el cuerpo y el estrés. Además, podríamos añadir los problemas cada vez más frecuentes de mala absorción. 

                                                                                                                                                       
Actualmente, el magnesio es reconocido por:  
- Participar en la producción de energía del organismo, sobre todo la dedicada al esfuerzo muscular.                    
- Su efecto sobre el sistema nervioso central (junto con la vitamina B6) y su importancia en la transmisión de señales nerviosas.
- Su acción contra el estrés, ya que detiene ciertos mecanismos hormonales responsables.
- Su papel en la mineralización de los huesos y los dientes.                         
- Su ayuda a la relajación muscular, la prevención de calambres y de sensación de hormigueo.      
- El equilibrio cardíaco.                                                                                                                                                           
- Frenar el envejecimiento celular.        

                                                                 
Los alimentos más ricos en magnesio son…
Las pipas de calabaza, el germen de trigo, el ajo, la levadura de cerveza, las almendras, los anacardos, las nueces de brasil, el trigo sarraceno, las nueces, las avellanas, la cebolla, los higos secos, la nuez de coco, las uvas pasas, los guisantes.  

El magnesio se absorbe mejor cuando se toma en pequeñas cantidades a lo largo del día.

… y los complementos alimenticios
El aporte recomendado de magnesio es de 6mg por persona y día. Los complementos alimenticios están particularmente indicados para paliar el déficit. Los citratos, lactatos, malatos y pidolatos de magnesio serían las formas más asimilables por el organismo. 

No obstante, cuidado con el cloruro de magnesio. Puede ser interesante pero aporta mucha sal, además de resultar difícil de dosificar. Es acidificante y sus efectos laxantes podrían resultar molestos. Sin embargo, puede ser muy eficaz para mejorar el sistema inmunitario. En cualquier caso, es preferible tomarlo durante periodos cortos de tiempo.

El magnesio marino, extraído de la sal marina tras la evaporación del agua de mar, es quizás la mejor opción, ya que aporta además otros minerales y oligoelementos naturales.

Nuestra selección: El magnesio se suele encontrar en comprimidos (Magnésium marin B6 SUPER DIET gélules, Magnésium marin FITOFORM comprimés, Magnésium marin B6 B5 DIETAROMA, Magnésium marin fort NUTRIGEE comprimés, Calcium magnésium SOLGAR tablettes) o en ampollas (Magnésium marin B6 SUPERDIET ampoules, Magnésium marin FITOFORM ampoules).

 

 

Las recetas

Petits pots au lait d’amande et cacao

Velouté vert petits pois - coco

Quizás te interese…