¿Cómo preparar una maratón?

Te contamos todo sobre cómo preparar tu maratón

3 consejos para pasar la línea de meta de tu maratón o de tu media maratón

Participar en una maratón es un reto, un objetivo propio que nos ponemos para superarnos. Sin embargo, decidir presentarse a este tipo de pruebas requiere una preparación tanto para nuestra alimentación como una planificación de nuestros entrenamientos, porque sin estos dos puntos importantes, el día de la maratón no estaremos preparados para el esfuerzo físico y mental que requiere.

 

Una alimentación sana, para conseguir tus objetivos

Los entrenamientos son muy importantes para una maratón, pero sin una alimentación buena que acompañe el plan de entreamiento la preparacións será inútil. El plan de alimentación tenemos que hacerlo constante y continuado durante los meses previos, ya que trastocar nuestra rutina alimentaria días antes de la competición puede provocar trastornos digestivos o problemas intestinales en el momento de la carrera.

Los problemas estomacales debemos evitarlos a toda costa, por lo que tenemos que evitar la fibra dietética, ya que no son muy digestivas y aumentan el tránsito intestinal. Las semanas previas a la maratón es importante disminuir el consumo de fibra y consumir, sobre todo, legumbres, semillas oleaginosas y alimentos integrales como el pan o el arroz.

 

Aumentar tus entrenamientos físicos poco a poco

La mejor opción para conseguir tu objetivo y llegar a la meta es realizar un programa adecuado a cada persona y, esto, solo podemos hacerlo con una planificación y un objetivo final. El punto final de tu plan tiene que ser llegar al día de la maratón en el mejor nivel de tu condición fisica. Esto significa que tus habilidades físicas estarán al nivel más alto, mientras que tu fatiga estará al nivel más bajo. Preparar una maratón o media maratón require meses de dedicación que puede ser de primavera a otoño o a la inversa, dependiendo de cuándo este programada la carrera en la que quieras participar.

Para alcanzar el bienestar completo en tus entrenamientos no hay secretos, simplemente necesitas constancia en tus entrenamientos y una graduación ascendente de ellos. La planificación debemos dividirla en cuatro fases: La preparación general, la prepración específica, el período de la competición y la recuperación.

 

Reducir la fatiga antes de la carrera

Después de las semanas de entrenamiento, habrá días en los que estés en forma y otros días en los que te encuentres con más fatiga, esto es normal de hecho es bueno. Los cambios de humor, la pérdida de peso o la fatiga son características que un corredor sufrirá durante su período de entrenamiento debido al esfuerzo y a las sesiones de entrenamiento.

Estos días son necesarios para reducir la fatiga y conocer hasta dónde puede llegar tu cuerpo. Este tipo de entrenamiento tendría que durar entre 15-20 días y esta forma de entrenamiento no se puede extender más allá de tres semanas.

 

Una vez que disfrutas de tu preparación y consigas tu objetivo, es momento de descansar durante 4 o 5 semanas y dejar a un lado la carrera y prácticar otros deportes como natación, tenis o ciclismo.

La inspiración de este artículo la hemos encontrado en Fitnext de Bio c’ Bon Francia.

Las recetas

Bol de Buda con vitaminas

Smoothie verde

Lentejas a la oriental

Galletas energéticas

Quizás te interese…

La alimentación: El objetivo del buen humor
Los 10 alimentos del corredor
El deporte: Una medicina natural
La espirulina y el deporte