Bronceado e hidratación: Los beneficios del after sun natural

El período de verano es la oportunidad perfecta para descubrir o redescubrir nuevas fórmulas para cuidarse

Después de la exposición al sol, la piel se debilita por los rayos UV y necesita calma e hidratación

Compartimos tres productos naturales y ecológicos con múltiples beneficios y preciosos resultados para la piel después de una sesión de bronceado:

Aceite de zanahoria (macerado): Muy rico en antioxidantes y provitamina A, el aceite de zanahoria a menudo se llama la "vitamina de la piel". Este aceite ayuda a tener un bronceado natural y prolongar el bronceado. Repara, suaviza y regenera la piel dañada por el sol y ayuda a retrasar el envejecimiento de la piel.

Aceite de semilla de albaricoque: También rico en provitamina A y antioxidantes, este aceite nutre, hidrata y es ideal para pieles secas por el sol y el agua del mar. Es el aceite  para conseguir un cutis radiante porque despierta la piel aburrida y cansada. Con su ligero aroma a almendra, es muy agradable de aplicar y penetra bien dejando un efecto terso y suave.

Manteca de karité: Reparador, curativo, nutritivo, antifúngico… Es perfecto para el cuidado de la piel muy seca y maltratada por el calor, el sol o la sal. También es un muy buen tratamiento para revitalizar el cabello dañado, sin brillo y seco.

 

Durante la exposición, no olvides usar un protector solar adaptado al tipo de piel y sin filtro químico, y evita los rayos más agresivos del mediodía.

Quizás te interese…