5 desayunos para celiacos y no celiacos

El mes de la celiaquía

El desayuno tiene que ser completo, pero no por ello aburrido. Además, seas celiaco o intolerante: ¡Hay muchas opciones!

Desayunar es un placer que hay que practicar cada día. El desayuno está considerado como una de las comidas principales del día y, además, aporta la energía que tu cuerpo necesita para activarse y empezar la jornada con fuerza.

Cuántas veces hemos escuchado que comer sin gluten es aburrido, que no hay variedad de productos o, simplemente, que la comida sin gluten no está rica… Cuando te diagnostican la enfermedad o la intolerancia a la celiaquía puede ser un shock, porque afecta directamente a lo que nos mueve: Nuestra alimentación.

Sin embargo, en contra de estas falsas afirmaciones, te mostraremos que comer sin gluten NO es aburrido, que SI hay variedad y, por supuesto, que sus productos están ricos. En este artículo te desvelaremos cinco desayunos que puedes probar para educar de nuevo a tu paladar y convertirlo en un paladar #SinGluten.

Copos de avena o trigo de sarraceno

Los copos de avena son una opción muy saludable para comenzar el día. Además, desde hace unos años se han añadido a la dieta diaria de muchos deportistas, así que también hay copos de avena sin gluten u otra variedad como los copos de trigo de sarraceno. Ambos aptos para celíacos.

Consejo Bio c’ Bon: Unas gachas con copos de avena o sarraceno, una bebida vegetal, una pieza de fruta y un puñado de frutos secos.

Muesli o cereales

Uno de los desayunos más tradicionales en España es la leche con cereales, sobre todo para los más pequeños de la casa. Por ello, si eres celiaco no tienes que renunciar a esta tradición. Hay variedades de cereales de chocolate, miel o vainilla. Además, así como han llegado los copos también ha llegado a nuestra alimentación el muesli bien con frutas o con chocolate.

Consejo Bio c’ Bon: Una bebida vegetal o leche de cabra, fría o caliente y tres cucharadas de muesli o de tus cereales. Eso sí, no te olvides del tazón grande.

Galletas

Si los cereales son tradición, las galletas son la tradición de la tradición. ¿Quién puede decir que no ha tomado alguna vez leche con galletas? Casi podríamos afirmar que todo el mundo, al menos una vez, ha optado por este desayuno. Galletas sin gluten hay muchas y de muchos sabores: Chocolate, Limón, Jengibre, Mantequilla, Agave o Almendra, ¿con cuál te quedas?

Consejo Bio c’ Bon: Elige las galletas que más te apetezcan, la bebida o el zumo que más te guste y disfruta. Eso sí, no más de cuatro galletas que son un vicio.

Magdalenas

Si hay un desayuno básico y, además, muy apetecible es leche con magdalenas. Hace años era lo que más se consumía, porque como el pan, las magdalenas se hacen en grandes cantidades. Así que, ¿por qué renunciar a ellas? Para los celíacos, intolerantes o para quién no quiera comer gluten hay magdalenas y, además, variedad de sabores como de chocolate, de plátano, de limón o de fresa.

Consejo Bio c’ Bon: Un zumo natural, un vaso de leche con cacao y dos magdalenas.

Mermeladas o untable de avellana

El pan es un básico en nuestra alimentación diaria y casa muy bien con mermelada o con un untable de cacao y avellana, ¿te lo imaginas? Para desayunar es una buena opción, porque son sabores frescos y apetecibles.

Consejo Bio c’ Bon: Dos tostadas con un buen café, no necesitas más.

Cuantas opciones, ¿eres capaz de elegir una? Quizás, una para cada día de la semana… El desayuno es el mejor momento para innovar y dejar crecer a nuestro paladar. Recuerda: Tiene que ser completo y diario, porque es la primera comida que recibe tu cuerpo después del ayuno nocturno. 

Las recetas

Compota de manzana y maca

Quizás te interese…

Ser celiaco no ERA fácil
Matcha: qué es y sus beneficios