5 alimentos para cuidar tus músculos

La alimentación es lo más importante en épocas de cambios

Los músculos soportan muchos cambios y se resienten cuando realizamos esfuerzos sin haberlos preparado

¿Cuántos volvemos a la rutina en septiembre? Nuestro cuerpo sufre cambios continuamente y, en septiembre, después de las vacaciones más. Sobre todo, si pasas todo el verano sin hacer deporte o haces mucho menos  que durante el año. Hay que tener presente que tardamos mucho en ponernos en forma, pero la perdemos muy rápido.

Cuando volvemos a correr o a entrenar con nuestro equipo, el cuerpo se resiente y tiene que adaptarse y, sobre todo, nuestros músculos. Aparecen las agujetas y los dolores en sitios que, a veces, parece que no sabíamos que existían.

La alimentación es muy importante, ya que si ingerimos los alimentos correctos nuestro cuerpo sufrirá menos durante los cambios. Hay alimentos que nos favorecen y que ayudan a nuestros músculos a que no sufran tanto cuando volvemos o empezamos a hacer deporte.

El huevo

El huevo es un alimento rico en proteínas y rico en leucina, un aminoácido, que consigue que nuestros músculos nos aporten el rendimiento necesario en esta época de cambios. Además, las claras de huevo por su gran aporte de proteínas libres es ideal para las personas que practican deporte.

El té blanco

El té blanco es la mejor bebida para fortalecer los músculos, porque tienen un mayor nivel de polifenoles. Así que sus propiedades te ayudaran a definir y fortalecer los músculos.

La avena

El desayuno es la comida más importante del día, sí. Pues si enriqueces tus desayunos con avena estarás fortaleciendo los músculos, porque te aporta proteínas, oligoelementos, hidratos de carbono y vitaminas. Este cereal es un chute de energía para el cuerpo.

El plátano

La fruta tiene que estar incluida en cualquier dieta, te sacia y aporta vitaminas a tu cuerpo. El plátano es rico en potasio, magnesio, fibra y ácido fólico. Para los músculos el plátano es perfecto porque cuida y protege los impulsos nerviosos.

Los anacardos

Los frutos secos, y los anacardos en particular, aportan proteínas al cuerpo que ayudan a fortalecer los músculos. Además, los anacardos son ricos en magnesio, zinc, fósforo, cobre, hierro, selenio, calcio y potasio propiedades indispensables para el funcionamiento de los músculos.

 

Todos los alimentos aportan propiedades a nuestro cuerpo, pero a veces se nos olvidan cuáles son los que necesita según el esfuerzo que realizamos. Si empiezas de nuevo tu rutina estarás más cansado, así que necesitarás un aporte de energía extra.

Quizás te interese…