Cuidarse y volver a disfrutar
del sabor de los alimentos.

Consumir bio es una excelente forma de asegurar el cuidado de nuestra salud y de volver a descubrir el auténtico sabor de los alimentos. Desde las ya conocidas frutas y verduras bio, a los productos especializados como la pasta o el queso, o incluso los productos procesados como los platos precocinados o los dulces! Además, el bio rescata productos más raros u olvidados, ofreciendote así la oportunidad de descubrir sabores y aromas desconocidos y sorprendentes.

Una amplia selección de alimentos auténticos y sabrosos.

La producción ecológica se está extendiendo y diversificando: cada vez existe un mayor abanico de productos ecológicos disponible, desde la fruta y verdura a productos especializados como pasta, queso y platos precocinados. Las variedades tradicionales de fruta y verdura, asi como las razas menos habituales de animales, se utilizan con frecuencia, haciendo que podamos descubrir sabores desconocidos y sorprendentes.
Los productos ecológicos se pueden trazar íntegramente y están garantizados por normas y controles estrictos de la Unión Europea.
Las estrictas reglas de etiquetado garantizan la fiabilidad de datos tan importantes como el origen del producto, los ingredientes y el código oficial del organismo que certifica in situ la producción.
Dado que las normas que regulan la producción ecológica sirven para controlar de manera estricta la utilización de ingredientes artificiales como conservantes y potenciadores de sabor, y prohiben del todo la utilización de OGM (Organismos Genéticamente Modificados), siempre tendrás la certeza de que el sabor y la textura de los alimentos ecológicos que compres sean auténticos.

Productos ecológicos transformados

Los productos ecológicos de base (no transformados), tales como la fruta y la verdura, gozan ya de aceptación social. Sin embargo, los productos ecológicos transformados tales como el pan, los lacteos, la pasta, el aceite de oliva, el tomate frito, el jamón, las salchichas, las mermeladas, los platos precocinados, los cereales o la cerveza, también se preparan cuidadosamente para ofrecer el mayor placer a tus sentidos.
El sector de la transformación de productos alimentarios ecológicos tiene como objetivo conseguir una producción auténtica y sabrosa. Las empresas del sector de la transformación ecológica se abastecen siempre de materias primas de la mejor calidad provenientes de explotaciones agrícolas certificadas. Una vez en el proceso de transformación, se preservan las cualidades auténticas de los productos mediante la evitación de aromas artificiales o colorantes y respetando estrictamente la reglementación de la producción biológica. Estas empresas han elegido utilizar solamente ingredientes de origen ecológico. Así como las explotaciones agrícolas, los transformadores y distribuidores también son objeto de inspecciones regulares.